Cacao Loto Rosa

Cacao ceremonial con Loto Rosa. La combinación de cacao ceremonial y loto rosa apoya el autodescubrimiento y la conexión con la conciencia superior. Fortalece la conexión a Tierra, al reino vegetal y la sabiduría del Universo. Apoya la apertura y alineación del corazón.

Tipo: Cacao de Grado Ceremonial

Ingredientes: Cacao (Theobroma cacao), manteca de cacao, combinación de especias (canela, cardamomo, clavo y chiles), loto rosa (Nelumbo nucifera) 0,8 g de extracto por porción.

Contiene extracto de proporción 50:1. Cada porción incluye 0,8g de extracto de Loto Rosa 50:1, lo que equivale a 40 gramos del material vegetal original.

Procedencia: Colombia

Presentación: Cacao en bloque.

Peso Neto: 400g

Almacenamiento: Almacenar en un lugar fresco y seco lejos de la luz solar directa.

85,00

Es conocida en el budismo como una planta que puede traer la iluminación; a pesar de que crece en el barro de los pantanos, la flor siempre emerge, flotando pura y limpia.

También representa el sol y la rueda del nacimiento y del renacimiento, ya que sus pétalos se abren al amanecer y se cierran cuando oscurece.

La flor de loto se asociaba con la diosa Neferetí y el dios del sol Ra, que a veces se ilustraba como un niño acostado sobre una flor de loto. Los capiteles de las columnas egipcias se tallaban a menudo en forma de loto, tanto en capullo como en plena flor.

Uno de los emblemas más antiguos del arte asiático es el loto, que simboliza la creación y la pureza. Su largo tallo es el cordón umbilical que une al hombre a su origen mientras que su perfecta flor representa la iluminación y la pureza a la que aspira el alma humana.

La flor del loto sagrado es el símbolo nacional de la India, suele asociarse a Maha Lakshmi, diosa de la abundancia.

Según la mitología hindú, Buda apareció flotando sobre una enorme hoja de loto, y siempre se le representa sobre un pedestal con la forma de esta planta.

En La Odisea, Ulises y su tripulación desembarcan en la isla de los comedores de loto. En la península Ibérica se han encontrado restos arqueológicos con forma de loto, en yacimientos sevillanos del periodo de Tartessos (750-550 a.C.).

Abrir chat
Hola 👋 ¿Podemos ayudarte?