Cacao Tribu Arhuaca, Colombia

Cacao ceremonial, orgánico crudo 100% puro, elaborado de forma artesanal por la tribu Arhuaco, siguiendo el método ancestral.

El cacao cultivado por los Arhuacos es catalogado como uno de los mejores del mundo por su sabor, aroma, excelente calidad y características únicas.

La tribu Arhuaca de la Sierra Nevada en Colombia cultiva el cacao en sus tierras ancestrales, como se ha hecho durante siglos. Según ellos, el cacao es la bebida de los padres divinos. Forma parte de la cultura Arhuaca, cuyas familias transmiten los conocimientos y enseñanzas de sus ancestros de generación en generación.

Los granos de cacao son cosechados a mano. Después se dejan fermentar, un proceso de transformación en el que los granos desarrollan su característico aroma y sabor a chocolate. Posteriormente, los granos se secan al sol.

Receta: Para preparar la bebida ceremonial, agrega una onza de cacao a cuatro onzas de agua y mezcla bien. Puedes agregar un poco de miel. Este cacao también se puede usar para hacer chocolate caliente, batidos o chocolate sin azúcar.

Tipo: Granulado

Procedencia:  Tribu Arhuaca, Colombia

Ingredientes: 100% Cacao puro de grado ceremonial

Presentación: Cacao en Barra.

Peso neto: 450 Gr.

Almacenamiento: Almacenar en un lugar fresco y seco lejos de la luz solar directa.

62,00

Tribu Arhuaca

El pueblo Arhuaco se autodenomina “Iku”, que significa “gente” en lengua Ika. Son nativos de la Sierra Nevada de Santa Marta, en la costa Caribe de Colombia, y descendientes de la cultura precolombina Tairona.

Es uno de los pueblos nativos más conocidos de Colombia, y representan el 1,59% de la población indígena de Colombia.

La tribu arhuaca se encuentra establecida principalmente en las montañas de la Sierra Nevada de Santa Marta, y en menor medida, en las cuencas de los ríos Don Diego, Mingueo y Guatapurí (Valledupar, Mamatoco).

Guían su vida y su día a día en base a la espiritualidad, el respeto a sus dioses creadores del universo y la solidaridad con los miembros de la comunidad y de los pueblos vecinos, concibiendo el territorio en el que viven como un todo donde habitan seres tanto del mundo material como en el espiritual.

Las mujeres arhuaca ocupan su tiempo libre en hilar algodón y lana para los vestidos, y en torcer la fibra del maguey (Ágave en náhuatl, lengua de los aztecas) para sus mochilas.

Aman y respetan a sus semejantes, considerando como tales, además de a los humanos, a los animales, las plantas y los seres inanimados.

Al león, rey de la selva, lo llaman guíaj’ina, que significa “Hermano de todos”. No son cazadores, y nunca azotan ni cargan pesadamente a sus bueyes y caballos.

Los arhuacos siempre llevan dentro de su mochila de lana hojas tostadas de Háyu (planta de coca); al encontrarse, su saludo tradicional consiste en intercambiar un puñado de estas hojas.

Ambíra, es el mapacho que usan los arhuacos en forma de extracto. La preparan cocimiendo a fuego muy lento las hojas de mapacho, obteniendo una sustancia espesa de color oscuro.

Las mujeres arhuacas no toman coca ni ambíra, su uso está reservado a los varones adultos.

Los otros tres pueblos nativos que habitan en Sierra Nevada junto con los arhuacas, son los Koguis, los Wiwa y los Kankuamos.

El pueblo Ika o Arhuaco habita en las cuencas altas de los ríos Aracataca, Fundación y Ariguaní en la vertiente occidental de la Sierra Nevada de Santa Marta.

La Sierra Nevada de Santa Marta es una cordillera de Colombia que constituye por sí mismo un sistema aislado de Cordillera de los Andes, sobre la costa Caribe de Colombia, elevándose abruptamente desde las costas del Mar Caribe hasta alcanzar picos que permanecen nevados durante todo el año, con una altura máxima de 5.775 metros, siendo la montaña más alta del mundo a orillas del mar.

Abrir chat
Hola 👋 ¿Podemos ayudarte?